¿Qué es el Slackline?

El Slackline es un deporte en tendencia que sigue siendo desconocido para muchos, y es que su fama no va más allá de unos pocos años, cuando gracias a internet y a las redes sociales con sus fotos y videos, ha llegado a desatar el interés, en ocasiones obsesión, de muchos “slackliners”, escaladores, circenses, montañeros, etc.

Historia del Slackline

El origen se le atribuye a dos escaladores, Adan Grosowsky y Jeff Ellington, cuando pasaban largos periodos de tiempo afincados en el famoso camping de Yosemite, en California, durante los años 80. Estos escaladores usaban al principio el slackline como entretenimiento, más tarde para mejorar su capacidad de equilibrio y sobre todo su concentración, llegando a adquirirlo como forma de entrenamiento. Pero, ¿Qué es el Slackline?

¿Qué es el Slackline?

El Slackline es un deporte en el que se trabaja todo el cuerpo, incluida la mente, basado en el equilibrio y que consiste en cruzar una cinta plana, con más o menos tensión y que está sujeta en dos puntos fijos, generalmente árboles. La cinta plana puede ser de diferentes grosores, los más comunes son 2.5cm y 5cm, y puede estar puesta a diferente distancia y diferente altura, eso dependerá de nuestro nivel de experiencia. El material también es importante, ya que nos da mayor dinamismo o estabilidad según lo que queramos realizar, normalmente están fabricadas en poliéster o nylon. El equipo básico de iniciación consta de una cinta plana de 20m y 5cm de anchura, una carraca para el tensado y dos protectores para los árboles.

¿Por qué practicar Slackline?

Con este deporte haces trabajar muchos músculos diferentes de tu cuerpo, mejorando tu equilibrio físico y mental. Aprendes a conocer tu cuerpo y llevarlo a la posición correcta, consiguiendo fortalecer todo el torso, evitando dolores de espalda y poco a poco permitiendo moverse con mayor soltura. También te ayudará a meditar, la clave del slackline es la concentración, consigues que tu mente se relaje y no piense, solo presta atención a la respiración, relájate y tu equilibrio mejorará. Y lo mejor de todo, no ocupa nada y la puedes llevar donde quieras. Prueba el slackline con GEAventura.

Modalidades dentro del Slackline

Dentro del deporte del Slackline, no todo es andar con equilibrio y ya está, no, gracias a su fama y expansión por todo el mundo han ido surgiendo diferentes modalidades que aunque mantienen la esencia a la vez se alejan del origen. Podemos distinguir las siguientes disciplinas:

Longline: Su esencia está en la longitud, una vez vamos progresando con el slackline y vemos que mejoramos queremos más y más longitud. En este caso se considera longline a las líneas de más de 30 metros, que normalmente se montan con grosores de 2.5cm, lo que hace que sea más difícil de tensar y por supuesto de caminar, por que el balanceo de la cinta es mucho mayor. No se suelen colocar a mucha altura ya que no se utiliza seguridad y como en todas las disciplinas la concentración es indispensable.

Longline montada en un parque entre dos arboles

Rodeoline: Una de las modalidades más técnicas y complicadas ya que la línea no tiene tensión. Se coloca en forma de U y el objetivo es mantener el equilibrio y jugar con el balanceo, cuidado si lo pruebas, tienes las caídas aseguradas.

Trickline: Quizás el más extendido y famoso por los alucinantes trucos que se llegan a realizar sobre la línea. Aquí la cinta es de 5cm de ancho, con una longitud de unos 15-20m, una altura normalmente de 1.2-1.5m y siempre tensada al máximo, con el objetivo de saltar y hacer los trucos más increíbles jamás imaginados, desde giros simples hasta los más complejos mortales.

Truco en trickline sobre dos personas en el EUCIMA de 2017 (Madrid)

Waterline: Esta modalidad nos da una oportunidad a dejar atrás el miedo y probar nuevos trucos, ya que consiste en montar las cintas sobre el agua, no importa la anchura 2.5 o 5cm, la podemos usar en modo normal, trickline o longline, lo importante es mantener el equilibrio con la continua sensación de movimiento que nos da el agua. Pidenos información para montarla, las risas están aseguradas.

Waterline montada sobre el río Júcar en la misma ciudad de Cuenca

Highline: Como muchos dicen, es la modalidad más extrema ya que busca la dificultad no solo en la longitud si no en la altura y para encontrar esas características se montan en lugares sorprendentes. Para esta modalidad se utiliza material de seguridad que consta de arnés y leash (cuerda que te une a la highline) y requiere de mucha experiencia en slackline y por supuesto en el montaje de la instalación para que sea seguro, aunque también está quien lo practica sin ningún tipo de seguridad, en “free solo”. Para ser considerado Highline tiene que estár a más de 20m de altura y por cuestiones de peso principalmente, solo se usan de 2.5cm de ancho.

Highline montadas desde el Puente San Pablo por Kevin Vega el 17 de noviembre de 2018

Yogaline o Slackline yoga: Como os podéis imaginar combina el yoga con el equilibrio, y diréis ¿eso es posible?, si, es posible y una vez lo consigues es increíble. Requiere mucha práctica tanto de yoga como de slackline y aún así te hará falta mucha concentración para realizar algunas de las posturas encima de la línea. Se practica a poca altura del suelo, con longitud variable y generalmente con las de 5cm de anchura.

Curiosidades y récords del mundo en la Slackline

No podíamos terminar el artículo sin mencionar algunos de los espectaculares récords que se han conseguido practicando slackline:

  • El récord del mundo de highline a mayor altura lo tiene Aleksander Mork cruzando 12m a 1000m del suelo en Noruega.
  • El equipo francés compuesto por Nathan Paulin, Pablo Signoret, Lucas Milliard y Antony Newton completaron en el 2017 el récord del mundo de distancia en highline, andando 1662m a 340m de altura sobre el Cirque de Navacelles en Francia, lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
  • Spencer Seabrooke tiene el récord de highline en estilo Free Solo con 64m de longitud a 290m sobre el suelo.
  • Lukas Irmler y Reinhard Kleindl han llevado el slackline al límite consiguiendo hazañas tan alucinantes como cruzar las Cataratas Victoria, 100m de largo y 100m de ancho, sobrepasar el Gran Cañon del Colorado con más de 500m de altura y saltar desde la línea en paracaídas o incluso andar sobre un río lleno de cocodrilos.
  • Joshua Leupolz consiguió caminar en una línea de 30m de longitud y 15 de altura sobre una de las olas más peligrosas de Europa, Nazaré.
  • Lukas Irmler y Pablo Signoret recorrieron una highline de 430m colocada a 170m sobre el suelo y anclada entre dos cascadas de hielo, estando a -15ºC, con lo que esto supone.
  • El Monte Piana en los Alpes Italianos acoge un festival de highline, donde cientos de personas se cuelgan en líneas y organizan talleres de yoga, conciertos de música, jornadas culinarias, un evento sin duda de gran altura.

Galería de imágenes

¿Te ha gustado? Comenta y comparte con tus amigos:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación. Más información